Este post empieza con una anécdota personal pero me sirve para acabar con un nuevo proyecto profesional.

Hace unos cuantos años estaba con a una amiga, me contaba preocupada como su hijo no «conectaba» con la asignatura de gramática y aunque era un crack de los videojuegos como los iba a diseñar si no aprendía a escribir bien?…. para entonces y con una copa de vino en la mano le dije que el problema no era de su hijo y la gramática, el problema era su forma de «conexión» con la materia, mientras no conectara con su forma de entender la realidad su aprendizaje no daría los frutos esperados… y ahí me lance sin miedo y le dije: ya saldrán aplicaciones digitales o videojuegos para ayudar a los niños a estudiar gramática, pero adaptada a hoy, ya lo verás! toda chulita yo:)

Pues mira, ya lo hemos visto! ahí está y además forma parte de los nuevos, mejores y más útiles desarrollos que se están creando con inteligencia artificial (Natural-language processing). Así que la conclusión con mi amiga y en ese momento es «si me pagaran como bruja me ganaba mejor la vida que como experta», que no me quejo pero…. ahí esta la evidencia 😉

Quill, una herramienta gratuita en línea que ayuda a los estudiantes a mesurar y mejorar la gramática y la escritura y que descubrió que el procesamiento de lenguaje natural era la base esencial para ayudar a entender a los estudiantes la fragmentación de las frases.

inteligencia artificial_AI_tendencias_nethunting_03

Así que más allá de la tecnología o importancia de la IA está sus aplicaciones. Está detectar una necesidad o tendencia social o de consumo real, para poner toda la maquinaria a funcionar, la del pensamiento y la de las herramientas con las que transformarlo en un oportunidad. Así es como Quill creó y aplicó su propio algoritmo para detectar esta fragmentación impulsado por esa necesidad real (la del hijo de mi amiga) y una combinación mecánica de aprendizaje automático y procesamiento de lenguaje natural (las posibilidades que ofrece la IA).

Aprovecho para resaltar los caminos que la IA más allá está desarrollando en el ámbito de lo social, desde los chatbots de ayuda como Do Not Pay, el primer robot abogado para ayudarnos en situaciones de negligencia o desamparo, a Crisis Text Line que desarrolla un sistema de voluntariado humano, pero sumado a la tecnología, a través de una gran y creciente base de datos de código abierto del comportamiento relacionado con estadios de crisis juvenil. Además usando la IA ha reducido el tiempo de respuesta de perfiles de alto riesgo desde 120 segundos a 39. Con la capacidad predictiva que la IA desarrolla Crisis Text Line aprendió a identificar que el término «ibuprofeno» era más urgente que «suicido» o lo que es lo mismo tenía 16 veces más probabilidades de derivar en una necesidad de ayuda o emergencia. Ahora los mensajes que contienen la palabra «ibuprofeno» son priorizados en la cola. Además ofrece apartado «Crisis Trends» muy interesante para entender esa capacidad del data, IA y monitorización aplicado en causas sociales de emergencia.

inteligencia artificial_AI_tendencias_nethunting_02

inteligencia artificial_AI_tendencias_nethunting_01

La tecnología al servicio de los servicios no lucrativos y sociales apunta que tiene un gran potencial para ayudar en muchas causas y a muchos colectivos, se le augura largo recorrido en este camino.

Y aunque existe un camino hacia la inteligencia artificial,  también sin duda será el momento de la historia donde más se va a valorar el factor humano y las corazonadas. Ser creativo y atar cabos es y será una exigencia de la era digital, en la que robots asumirán las tareas rutinarias pero las corazonadas forman y formarán parte del motor de innovación propio del ser humano.

Y para acabar por donde empece, llamame bruja o coolhunter, llamame analista del cambio o trendsetter… en realidad el nombre da igual, el valor reside en entender, «atar cabos» y visualizar para ser capaz de analizar y pronosticar con o sin bola mágica y ver las oportunidades, esa es la verdad:) algo más que corazonadas espontáneas pero con gran valor creativo:)

Para ello ya estamos trabajando una herramienta y proceso desde el que pasar a la acción y saber «atar cabos» para innovar. Así que a puertas del stop vacional, auguro nuevos cambios en el desarrollo de tendencias de Nethunting y la cosa va por accionar, pronto os cuento más de una nueva alianza, un nuevo proyecto y una nueva forma de trabajar: «From trends to action».

Dedicado a Alicia por ser tan buena amiga 😉