Si esto te lo dicen a inicios del 2.000 parece un cuento, y quizás hasta “chino” pero hoy…hoy ya es una realidad aplastante fruto de esta transformación digital.

Lo de las modelos ya sabemos que dejaron de contratarse por su talla y ahora se contratan por su número de followers, el responsable nuestra querido “instagram”, catalizador de tanta y tanta información y sobretodo foto, pose y estilo de vida aspiracional.

Y la “tipping point” del fenómeno Cara Delevingne, quien marcó el punto de inflexión. Auténtico ejemplo de la demandada “autenticidad”, valga la redundancia que se merece, Delevingne entendió y utilizó los medios de comunicación social para involucrarse directamente con sus fans. Compartiendo imágenes de su vida privada,  de su psoriasis, de su backstage personal y profesional, un contenido “entre bastidores” hasta entonces difícil de acceder. Ella fue la primera persona en el negocio de la moda  que entendió el poder de esa influencia y lo supo aprovechar y canalizar.

cara-delevingne-puma-tendencias_nethunting

A ella hoy le siguen las actuales influencers, Liu WenKendall Jenner, Ruth BellGigi HadidAshley Graham… entre otras. Tops que superan el concepto de “supermodelos” de los 90´s para convertirse en uno de los mejores ejemplos de “personal branding” actual. Dejaron de ser un mero objeto de exhibición para ser un modelo de negocio de contenidos, sus propios contenidos y los de las marcas que las envuelven. Las modelos pueden hoy además de producir su contenido, distribuirlo, convirtiéndose así en agentes mediáticos con canales propios.

Son “pseudo – periodistas” avanzadas que conocen la marca, el escenario, el entorno en el que se mueven y sobretodo a su público y los medios de los que disponen, lecciones de periodismo de la vida.  En este negocio las modelos se han convertido en el “cuarto poder” y un B2C increíblemente poderoso.

Y mientras las modelos que crean contenido ya son una realidad, los algoritmos que diseñan ya están en camino. Este es el caso de la plataforma Stitch Fix que mediante la inteligencia artificial analiza los datos de pedido de la compañía para predecir qué ropa los clientes querrán usar. El software diseñado trabaja con la combinación de tres algoritmos, de forma que identifican las lagunas viables en el inventario de la compañía, ropa que la gente compraría, pero que todavía no han sido diseñadas, dice el jefe de algoritmos Eric Colson, de Stitch Fix.

hybrid design_fashion_tendencias_nethunting

El resultado de las combinaciones es abrumador en número y de hecho la propia máquina esta capacitada matemáticamente para decidir una pieza de ropa perfecta, dicho de otro modo puede identificar ya los diseños finales, pero a fecha de hoy todavía se vale del componente humano para complementar sumando el contexto cultural y las tendencias de la moda.

Entre lo que vale la pena destacar es la capacidad “creadora” de la inteligencia artificial, “We can represent, minimally, 30 trillion different blouses, so the space of possible blouses is gigantic,”data science manager, Daragh Sibley. “I would posit that humanity has made less than a million blouses.”

Y si ya tenemos nuevos periodistas y diseñadores en esta transformación digital en el mundo de la moda, nos faltaría complementar, entre otros nuevos perfiles, con los nuevos coolhunters! Y para eso está Kickstarter, una plataforma tanto de exhibición como de venta, donde encontrar los “David” del mundo empresarial. Esa es parte de su magia, transformarse en un espacio de Davids en un mundo de Goliats donde la gente no va a buscarlos, no tanto porque “necesita” algo sino para encontrar “lo último”!

Kickstarter es una plataforma de sabia fresca para innovadores y early adopters, es un nuevo coolhunter digital con verdaderos casos de éxito en todos los sectores, incluidos como no el de la moda, como es el caso de Woodies Clothing. Una nueva corriente tanto de hacer y gestionar la innovación, y los relatos, así como de potenciar y evidenciar está creciente Kickstarter generation.

“El público en general le encanta escuchar una buena historia empresarial. Todo el mundo preferiría estar junto a David que a Goliat. “, ese es el éxito de kickstarter, ser una plataforma coolhunter y storyteller.

Para acabar una parte de esta transformación digital en el mundo de la moda, extrapolable a otros, un acento en el futuro del retail, quizás el nuevo dependiente será un robot o quizás ni eso. Un espacio “conectado” en versión “cash-less y staff-less” donde todo será autogestionado, algunas de nuestras más cercanas marcas ya caminan en esa dirección: Inditex inauguro este año el mayor flagship de su marca Zara en Madrid con sus correspondientes “self-checkout”, una opción para comprar en tienda física sin pasar por dependienta ni cajera.

Y después de ver algunos cambios relacionados con producto, comunicación o retail, sumados a los que llevamos ya en este primer semestre del 2017, y en este caso en el mundo de la moda, cogemos un respiro para tomar fuerzas. Vacaciones por delante para pensar y desconectar, no olvidaros del digital detox, esa capacidad y ahora ya necesidad de DESCONECTAR!!!

buenas vacaciones:) hasta septiembre!