Si hay una tendencia que está dejando huella en el consumo esa es la mentalidad o estilo de vida ligada al menos es más, o lo que es lo mismo el famoso “less is more” anglosajón.

Simplificación! Un “mantra” que crece como “solución” mental y sostenible a la “superbundancia” generada en el pasado y actual.

Superabundancia de productos (H&M acaba de confirmar que dispone de aproximadamente $ 3.9 mil millones de ropa sin vender acumulados) y de información y sobretodo de información “personal” y en redes sociales (más de  400 millones de personas al día comparten sus stories en Instagram y este número crecerá exponencialmente de aquí a 2020) hace que muchos días ya solo nos “moleste”, convertidos en una acumulación, o una especie de diógenes, físicas y digitales poco sostenibles!

simplificación_lessismore_tendencias_fashion_nethunting2

Distrae, desconcentra, provoca estrés y desorden mental y físico, superabundancia poco “saludable” en tiempos en que la salud es un “must” y que para paliarlo el consumidor ha tomado la decisión de reformularse con el “less is more” , mentalidad de menos es más a la hora de comprar.

Captura de pantalla 2019-02-14 a las 15.58.36

Este cambio de conducta y consumo está afectando a muchos sectores en diferentes sentidos, pero a uno de forma muy directa y clara: las grandes marcas retailers de moda obligándoles a tomar decisiones.  H&M ya ha comunicado la suya, reducir su inventario y hacer menos promociones para este año y otras menos conocidas y afortunadas como Charlotte Russe, un retailer fast fashion que se ha declarado en bancarota y planea cerrar 94 de sus 500 puntos de venta. Mientrás otras, en el otro lado de la balanza y en consonacia con la relevancia de esta tendencia lo convierten en punta de lanza del crecimiento como es el caso de Uniqlo.

NO hay TENDENCIA SIMPLE ni SIMPLISTA:) y entenderlo te ayuda a ser estratégico, así que aunque el gran porqué de este cambio de tendencia en el consumo es la necesaria simplificación, a través de diferentes fórmulas que persiguen eliminar el estrés mental, también se le unen otros colaterales acompañantes del momento, razones como:

– La de los valores: La toma de conciencia del exceso de producción y consumo nos lleva a buscar soluciones sostenibles guiadas por nuevos valores ante el fast-model retailers. Infinidad de datos lo soportan, como que el 73% de los Millennials ha demostrado estar dispuesto a pagar más por productos que son sostenibles (Nielsen) o que el 79% de los consumidores es cada vez más consciente de su impacto personal en el planeta (JWT).

– La generacional: Invertir en un estilo más personal, existe una constante y creciente búsqueda, especialmente entre las generaciones más jóvenes como la Z, de unicidad y autenticidad que se refleja en el consumo de moda. Menos fast fashion y más vintage u otras fórmulas personales.

– La saludable: para eliminar estres social, coyuntural, digital… y en todos los ámbitos y ecosistemas en los que este crece conforme crece mi necesidad de implicación y gestión.

– Y la cultural: ataque frontal al desorden que provoca la superabundancia, y sino mirar el éxito de Marie Kondo!

simplificación_lessismore_tendencias_fashion_nethunting4

Y con todo ello y más expresiones seguimos creciendo como consumidores en ACTITUD LESS IS MORE, así que es justo y apropiado para las marcas ajustar estrategias para continuar siendo relevantes, entender su profundidad y repercusiones y ser estratégico en concordancia a todas o varias de ellas y las ramificaciones de esta tendencia.