Hay entradas de este diario de tendencias de Nethunting en las que prefiero, más que desvelar una tendencias, hacer referencia a otra fuente que considero la documenta muy bien. Y este es el caso de este “gran” artículo (en todos los sentidos) de The New York Times que se convierte en un gran “insight”de una de las variantes de la macrotendencia FAKE World (*).

Nethunting_bots_followerfactory_fake_tendencias_02

Además de que también responde a tendencias ya tratadas e inauguradas aquí como es la Post post verdad. La nueva era de la Neo verdad donde en un clima socio político “crispado” y un abuso de información, queremos superar las noticias falsas y realmente conocer la verdad recurriendo a fuentes tradicionales de confianza.

Nethunting_bots_followerfactory_fake_tendencias_03

Equiparable al artículo de análisis que hice referencia para hablar del poder del “Data” con el ejemplo del caso de las elecciones USA y el ganador Trump, (la conspiración del Big Data), en este, dedicado a los perfiles falsos o “hackeados” creados para sumar followers, y por tanto influencia (THE FOLLOWER FACTORY) destacaré tres aspectos que abordamos en TENDENCIAS DE NETHUNTING, documentados a través de tres párrafos del detallado artículo (que recomiendo de nuevo leerlo completo):

Fake WorldEn noviembre, Facebook reveló a sus inversores que tenía al menos el doble de usuarios falsos que los estimados anteriormente, lo que indica que existen unas 60 millones de cuentas automatizadas en la plataforma de medios sociales más grande del mundo. Estas cuentas falsas, conocidas como bots, pueden ayudar a influenciar a las audiencias publicitarias y replantear los debates políticos. Pueden afectar negocios y arruinar reputaciones. Sin embargo, desde el punto de vista legal, su creación y venta están en una zona gris.

La economía de la influencia y los nuevos conceptos de status: El año pasado, tres mil millones de personas iniciaron sesión en redes como Facebook, WhatsApp o la china Sina Weibo. El anhelo colectivo del mundo por establecer una conexión no solo ha cambiado la composición de la lista de las 500 empresas con mayor valuación de Fortune y reformulado el mundo de la publicidad, sino que ha creado un nuevo indicador de estatus: la cantidad de personas que te siguen, te dan me gusta o te agregan como “amigo”. Para algunos artistas o empresarios, ese estatus virtual es un factor de influencia en el mundo real. Los conteos de seguidores en redes sociales pueden determinar quiénes los contratan, cuánto les pagan por patrocinios o compromisos e, incluso, cómo los clientes potenciales evalúan sus productos o negocios.

El contexto Borderless: “Trabajamos con ecosistemas no regulados y cerrados por completo que no reportan estas cosas. Tienen un incentivo perverso para dejar que pase esto”, dijo Essaid, el experto en ciberseguridad. “Quieren controlar esto hasta el punto en el que no sea tan obvio que existe pero que

[Twitter] siga sacando dinero de ello”.

Cierro recomendando de nuevo leerlo completo dedicarle el tiempo que merece (aviso no es poco) incluido toda la documentación visual que aporta.

Nethunting_bots_followerfactory_fake_tendencias_04

(*) FAKE WORLD o NEW FAKE: Tendencia destacada en los nuevos informes de Nethunting (incluye como siempre todo el detalle de contexto y expresiones de la tendencia).

Más información info@nethunting.es