Siguiendo modelos de participación ciudadana, de los que ya llevamos años tratando desde Nethunting entre otras tendencias, y que en el ámbito urbano evoluciona hacia nuevos modelos de gestión de ciudad: diplomacia pública y/o crowdsourced cities, uno de los grandes elementos que se está analizando y midiendo es la intervención de los influencers y su línea de influencia: a esta corriente o tendencia es la que llamaremos Activismo social 2.0.

Siguiendo modelos de participación ciudadana, de los que ya llevamos años tratando desde Nethunting entre otras tendencias, y que en el ámbito urbano evoluciona hacia nuevos modelos de gestión de ciudad: diplomacia pública y/o crowdsourced cities, uno de los grandes elementos que se está analizando y midiendo es la intervención de los influencers y su línea de influencia: a esta corriente o tendencia la llamaremos Activismo social 2.0.

Hace ya tiempo desde Nethunting ya tratamos esto como una tendencia (Activismo social) hablando de esta participación ciudadana desde dos puntos de vista:

  • por un lado como efectos del “crowd” o el poder de la masa para manifestarse, opinar, alzar su voz de forma autónomo y en colectivo hasta que sea tomada en cuenta y por tanto la capacidad de interferir en asuntos públicos y hasta autogestionarse en algunas ocasiones.
  • y por otro la capacidad de crear líneas de opinión desde el perfil de “influencers” y el desarrollo de esa línea de influencia a través de tres estadios que sustentan ese circuito de generación de opinión:
    • Primer estadio los líderes de opinión que “inician” la corriente,
    • segundo los supporters que la “amplifican” hacen de conectores
    • y tercero la masa que “hace grande” y le otorgan la categoría de interés general al tema.

muy fácil de comprender para nosotros porque sigue el mismo proceso que vive la penetración de una tendencia: de los trendsetters (inician) a los early adopters (amplificadores y conectores) a la masa (masificación del fenómeno).

tendencias, nethunting

Sacado del contexto ciudad, país….política en general este fenómeno funciona a cualquier nivel y sector y un claro ejemplo es el sector de la moda, con múltiples ejemplos, pero destaco el que recientemente se ha podido ver a partir de las reinvindicaciones con motivo de la celebración del segundo año consecutivo del Fashion Revolution Day (FRD) que conmemora el aniversario de la desgracia que ocurrio en Banglasesh.

#whomademyclothes es el hashtag que abandera esta iniciativa social dentro del mundo de la moda pero que nos afecta a todos y su objetivo es animar a todos los individuos / consumidores a preguntar a sus marcas “¿quien hace su ropa?”

Como si de un partido político se tratará, temas sociales y de actualidad saltan a las redes sociales con el fin de “activarlos” buscando la mayor transparencia posible y el mayor ruido en general para demandar atención pública y por tanto movimiento social.

Da igual que lo que se solicite sea un cambio, un voto o una compra el proceso en el nuevo “activismo social 2.0″ es siempre igual: líderes / supporters y masa camino de esa democracia pública que invita a dirigir, apostar o comprar por lo que uno o la mayoría quiere sin pasar por dirigentes ni marcas, ni políticos ni comerciales, buscan la implicación del individuo/ masa.

#whomademyclothes, nethunting, tendencias

La idea de base en toda campaña de activismo social es transformar algo del pensamiento del individuo / comunidad: desde lo más puramente social, temas políticos o reconocimiento de marca se persigue un cambio actitudinal que “compre” una nueva causa, esas causas que apoyar o temáticas que despiertan la mente. Acciones como “First Kiss” o como esta son buenos ejemplos.  #whomademyclothes ha recogido muestras de soporte de marcas como Eileen Fisher, G-Star Raw, Esprit y M&S así personajes públicos como la ex-modelo Christy Turlington, ellos están ejerciendo de líderes o influencers en la línea de generación de opinión (o cambio actitudinal) en esta acción.

#whomademyclothes, nethunting, tendencias

La campaña está siendo acompañada por otras complementarias, acciones de guerrilla pop up, como la desarrollada por BBDO en Dusseldorf instalando “vending machines”:

#whomademyclothes, nethunting, tendencias

Y todos podemos participar a través de los famosos #selfies, una mecánica sencilla pero que puede conseguir activar una gran causa:)

#whomademyclothes, nethunting, tendencias

Más información y aplicaciones sobre tendencias como el “ACTIVISMO SOCIAL”, acciones con INFLUENCERS u otras tendencias y aplicaciones en info@nethunting.es